María, modelo de ofrecimiento a Dios

Oración Enero 2023

INTRODUCCIÓN:

Hoy nos reunimos en torno a la mesa del Señor para honrar a nuestra madre, la Auxiliadora. Celebrar junto a Ella es hacernos conscientes que nosotros estamos llamados a ser auxiliadores y servidores de nuestro prójimo, siguiendo sus huellas y sintiendo su maternal y protectora presencia, siempre junto a nosotros, en cada momento de nuestra vida.

 

CANTO DE ENTRADA:

Tomado de la mano con Jesús yo voy: https://www.youtube.com/watch?v=wZOFxo-4Wm8&t=44s

 

LECTURA DE LA PALABRA

LC 2, 22-38 (Evangelio de la Presentación de Jesús en el Templo):

 

Cuando llegó el día en que José y María debían ser purificados como decía la ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarlo al Señor. Como está escrito en la ley del Señor: «Todo primer varón debe ser dedicado al Señor». Fueron aofrecer el sacrificio tal como la ley del Señor dice:

«Ofrezcan un par de tórtolas o dos pichones». Había un hombre en Jerusalén que se llamaba Simeón. Dedicaba su vida a Dios y hacía su voluntad. Vivía esperando el tiempo en que Dios le trajera consuelo a Israel. El Espíritu Santo estaba con él y le había dado a conocer que no moriría sin haber visto al Mesías, a quien el Señor enviaría. El Espíritu hizo ir a Simeón al área del templo. Cuando María y José trajeron al niño Jesús al templo para cumplir la ley, Simeón tomó al niño en sus brazos y alabó a Dios: «Ahora, Señor, puedes dejar que tu siervo muera en paz, como lo prometiste. He visto con mis propios ojos cómo nos vas a salvar. Todas las naciones podrán ver ahora cuál es tu plan. Él será una luz que revelará tu camino a todas las naciones, y traerá honor a tu pueblo Israel». Los padres de Jesús se asombraron por lo que Simeón decía sobre él. Entonces Simeón les dio su bendición y le dijo a María, la mamá de Jesús: —Dios ha elegido a este niño. Por él, en Israel muchos caerán y muchos se levantarán. Él será una señal de Dios que muchos no aceptarán. Sacará a la luz las verdaderas intenciones de muchos, las cuales han estado secretas hasta ahora. También te hará sufrir como si te traspasara una espada. Había también una profetisallamada Ana, de la tribu de Aser e hija de Fanuel. Ya era muy anciana. Había quedado viuda después de siete años de casada.De ahí en adelante vivió sola hasta la edad de 84 años. No se alejaba nunca del área del templo. Alababa a Dios día y nochecon oración y ayuno. Ana llegaba en ese momento y comenzó a darle gracias a Dios y a hablarles del niño a todos los que estaban esperando la liberación de Jerusalén.

Palabra del Señor.

 

COMENTARIO DEL EVANGELIO:

Lucas en el Evangelio de hoy nos cuenta una hermosa tradición judía. Según la tradición, María tenía que purificarse después de su alumbramiento y tenía que ofrecer a Dios a su hijo primogénito, a Jesús, y volverlo a recuperar ofreciendo un sacrificio. Con esta tradición se recordaba que Dios es el Señor de la vida, que los hijos son de Dios y nosotros los recibimos como una gran bendición.

Aquel día El Espíritu Santo habló a través del viejo Simeón, quien tomando al niño en sus brazos y poseído por el Espíritu dio su testimonio público a toda la asamblea.

 

PREGUNTAS DE REFLEXIÓN

  1. ¿Quién es Jesús y cómo se nos hace presente?
  2. ¿Realmente necesitamos que Dios nos salve? ¿De qué?
  3. ¿Cuáles son nuestros miedos, nuestras inquietudes, nuestras inseguridades en nuestro día?

 

GESTO:

VELA ENCENDIDA: Presentamos esta VELA ENCENDIDA como símbolo de la luz que damos por el testimonio de vida cristiana, de caridad y unidad. Pedimos al Señor alumbre así nuestras obras en medio de la comunidad.

SAL: Presentamos la SAL, ella condimenta y da sabor. Somos la sal de la tierra. Nos toca dar sabor de Evangelio, a la vida.

SEMILLAS: Presentamos estas SEMILLAS, las semillas representan a la Palabra de Dios que debemos sembrar en el corazón de niños y jóvenes. Aquí estamos, Señor. Cuenta con nosotros para construir tu Reino.

PAN Y VINO: Presentamos el PAN y el VINO, que en la celebración de la Eucaristía se van a convertir en el Cuerpo y la Sangre del Señor. Señor, aliméntanos con tu Cuerpo y con tu Sangre y ayúdanos a acercarnos al encuentro contigo en la Eucaristía.

 

PETICIONES (4-5 peticiones)

  1. Por la Iglesia, para que sea un signo de esperanza para todos los hombres que buscan la paz y la verdad. Roguemos al Señor.
  2. Por los que gobiernan las naciones, para que, guiados e iluminados por la luz de Cristo, muestren a los hombres un camino de esperanza para todos. Roguemos al Señor.
  3. Por la familia salesiana para que viva las enseñanzas de Don Bosco en su trabajo con los jóvenes pobres y necesitados. Roguemos al Señor.
  4. Por los Jóvenes, para que sean verdaderos portadores de la Palabra y de las Obras del Señor, siguiendo los pasos de nuestro padre fundador. Roguemos al Señor.
  5. Por nosotros, aquí reunidos: para que, hagamos fructificar los talentos recibidos y estemos dispuestos a trabajar por el reino de Dios, siguiendo los pasos de María. Roguemos al Señor.

 

ORACIÓN FINAL

 Virgen, Madre de mi Dios, haz que yo sea todo tuyo.

Tuyo en la vida, tuyo en la muerte, tuyo en el sufrimiento, tuyo en el miedo y en la miseria; tuyo en la cruz y en el doloroso desaliento, tuyo en el tiempo y en la eternidad.

Virgen, Madre de mi Dios, haz que yo sea todo tuyo. Amén. (S. Juan Pablo II).

 

CANTO FINAL

Ave María: https://www.youtube.com/watch?v=i0eavOSwPy4

Potrebbe piacerti anche ...